DESAYUNANDO EN EL HOTEL 2*"L'AUBERGUE" DE SEGOU,  REP.DE MALÍ.

 

Dia 11.- Segou - Djenne.

¡Durante la noche calló el diluvio universal!. Tronó durante horas y el agua torrencial rompiendo contra el techo de Uralita de la habitacion no me dejó dormir tranquilamente. Por la mañana temprano vi que seguia lloviendo a cantaros cuando salí de la habitacion para ir a desayunar. - "¡Vaya. Precisamente ahora que nos vamos a las pistas del delta...!". ¡Pero me dió igual, la verda!; estaba de vacaciones, y si habia que dedicarse a "nadar" por esas pistas africanas perdidas del mundo ¡se hacia!, ¡y ya está!. Tranquilo y calado de agua, que caia caliente, me fuí al desayuno en el edificio principal del hotel, al otro lado del patio. Allí estaba Tomas. Le vi serio, preocupado, era la primera gran tormenta tropical del viaje; luego nos caerian unas cuantas mas, en Burkina Faso...!. Pero la cosa fué muy natural: Me preguntó qué ibamos a hacer, y le respondí; - "Es mejor que esperemos aquí, ajo cubierto, a que deje de llover. Y asunto solucionado". Todo el mundo estubo de acuerdo e hicimos un largo desayuno hasta eso de las 11.00 h. de la mañana descansando en laterraza que daba a la calle. Al fondo, a la derecha, se veia el tranquilo discurrir de las aguas oscuras del inmenso rio Niger...

Sentado en la terraza del "L'Auberge" yo miraba mi viejo Peugeot 505 del año 1982 muy satisfecho. No me habia dado el mas minimo problema desde que habia salido de Madrid el pasado 31 de julio. ¡Es mas, ni este año ni el pasado, que tambien lo habia conducido participando en la Edicion anterior!. Lo habia comprado por 1.000 euros hacia tres años y no me habia gastado practicamente nada en él. El cacharro llevaba tres RAID “TRANSAHARA” encima y solamente en 2008 me dió problemas con la bomba del agua. Antiguamente, en los años 80 y 90 yo siempre habia conducido los tipicos coches todo-terreno en Africa, me gustaban especialmente los Nissan “Patrol”, pero desde hace unos años me habia pasado a los viejos turismos tipo Peugeot 505 o Mercedes 190. Africa habia cambiado mucho estos años del siglo XXI, y estos eran mas discretos y menos llamativos. Desde mi punto de vista tambien eran mas divertidos de conducir por las pistas. Este Peugeot era un "traccion trasera" con un motor de 2.500 c.c diesel de unos 100 CV. con turbo de baja presión, mecanico, que pesaba solo 1.300 kilos de serie pero yo lo habia "aligerado" unos 100 kilos quitandole

la parte trasera del tubo de escape, refuerzos de los parachoques, poniendo una pequeña bateria, quitando cables, el cierre centralizado, la bomba de depresion, el deposito de gasoil metalico y otras cosas "que veia por allí"... ¡Y era muy divertido de conducir por las pistas permitiendo ir “patinando” con la parte trasera a medida que se iba apretando el acelerador al salir de las curbas...!. El total el vehiculo no debia pesar mas de 1.400 kilos con todo el equipaje y conmigo conduciendo encima. Ese era su secreto para pasar por encima de barrizales y arenales; la ligereza y el par motor de sus ruedas traseras, ademas de los neumaticos de tacos.

Entonces la lluvia cesó y arrancamos. Enfilamos por la carretera que salia de Segou hacia el norte, hacia Markala, y nos desviamos antes de llegar al rio Niger. Iriamos pisteando de pueblo en pueblo siempre al sur del rio Niger hasta llegar a Djenne. No habia perdida; a la izquierda el Niger y a la derecha el Bani. Todo derecho. Pistas faciles pero llenas de charcos. Muy resbaladizas. Recorrímos unos 350 kms. muy bonitos. Lo que mas me gustó a mi fué el ultimo poblado Peul que visitamos justo antes de llegar a Djenne. Se llamaba Forolomé ¡y era espectacularmente bonito!. Y sus habitantes muy acogedores nos recibieron con todos los honores. ¡Muy bien!. ¡Pienso volver a visitarlo en cuanto pueda, por descontado!.

Llegamos a Djenne al atardecer. Para nuestra sorpresa, ahora ya no vendian aquellas cervezas estupendamente frias de antes en el "campement touristique". ¿Será posible?. ¡Vamos a peor, con estos musulmanes tan religiosos!. - “Ellos van a irse todos al cielo, pero nosotros nos vamos a morir de sed aquí, en el desierto, cagoendiezzz...”. Menos mal que allí estaba la “pecadoira neveira do Miguel” el portugues; bebida no faltaba en el maletero del Nissan GR. Como acto reflejo, casi vengativo, nos fuimos todos fuera, al aparcamiento, y cocinamos nuestra cena borrachos perdidos. Lo que no perdoné fué cogerme una habitacion, porque la noche amenazaba tormenta.

 


CHAPARRON MATINAL EN SEGOU,  REP.DE MALÍ.


CHAPARRON MATINAL EN SEGOU,  REP.DE MALÍ.


CHAPARRON MATINAL EN SEGOU,  REP.DE MALÍ.


RIO NIGER EN SEGOU,  REP.DE MALÍ.


EN SEGOU,  REP.DE MALÍ.


EN LAS PISTAS ENTRE SEGOU Y DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN LAS PISTAS ENTRE SEGOU Y DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN LAS PISTAS ENTRE SEGOU Y DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN LAS PISTAS ENTRE SEGOU Y DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN LAS PISTAS ENTRE SEGOU Y DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN LAS PISTAS ENTRE SEGOU Y DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN LAS PISTAS ENTRE SEGOU Y DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN LAS PISTAS ENTRE SEGOU Y DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN LAS PISTAS ENTRE SEGOU Y DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN DJENNE,  REP.DE MALÍ.


CASA EN DJENNE,  REP.DE MALÍ.


"CAMPEMENT" DE DJENNE,  REP.DE MALÍ.


HABITACIONES DEL "CAMPEMENT" DE DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN EL "CAMPEMENT TOURISTIQUE" DE DJENNE,  REP.DE MALÍ.


CENANDO EN EL "CAMPEMENT" DE DJENNE,  REP.DE MALÍ.

 

Dia 12.- Djenne – Mopti - Sanga.

Yo tambien pasé delante de la Grand Mosqué, la mezquita mayor del pueblo, pero no me hice la tipica foto que se hicieron asi todos los compañeros; me hubiera gustado ese recuerdo, pero no tenia camara de fotos. Luego conduje hasta el "bac" pera atravesar el rio Bani hacia el sur. Estaba a unos 4 kms. saliendo de la ciudad. Habia una gasolinera nueva en las afueras. Me alegré, antes no habia nada. El año pasado se nos "coló" alguien en el "bac" y hubo "sus mas y sus menos"; ¡menuda bronca montamos!; esta vez el barquero se preocupó de que no se nos colara nadie, je, je... No llovia, pero chispeaba.

Al otro lado del rio recorrimos unos 30 kms. de buena carretera asfaltada que pasaba sobre las inmensas zonas que quedaban inundadas en esta "Epoca de Lluvias", en agosto, y llegamos a la carretera Nacional “Bamako-Gao”, la N-1. Por allí tiramos hacia el norte unos 50 kms. y llegamos a Somadougou. Habia una extraña colina con la cumbre plana en aquel territorio eminentemente horizontal y plano. Pasamos al norte de la misma y nos salimos de la carretera para ver las ruinas de la residencia y panteon funerario del "kanku" Moussa, un importante rey del imperio Bamabara de Malí en el siglo XIV. Aquel rey fué el que completó la islamizacion de estos territorios oficialmente. Peregrinó a la Meca con una gran caravana de camellos a traves del sesierto del Sahara, y llevó tanto oro "como dinero de bolsillo" que hizo bajar su precio a nivel internacional durante medio siglo!. Y es que esta region de Malí por la que ibamos era el famoso Bambouk, zona en la que se está extrayendo oro desde epocas medievales hasta nuestros dias. Actualmente la Republica de Malí es el segundo productor de oro del mundo, tras Ghana. ¡Eso oficialmente, porque mucha de la extraccion se realiza artesanalmente y se exporta siguiendo circuitos comerciales paralelos no computados en los balances oficiales!. Ta vez sea el primer productor de oro del mundo...

Tras una parada de descanso en las ruinas de Hamdalale y un café que me vino muy bien, porque me estaba durmiendo, tiramos todo derecho desde allí hasta Mopti por las antiguas pistas que llevaban hasta Taikirí, el barrio peul a las afueras de Mopti, hacia el sur. Antiguamente, en los años 80, antes de que se asfaltara la carretera, esa era la ruta de acceso habitual a la ciudad. Mopti era una ciudad fluvial. Se encontraba entre el río Bani y el Niger, el uno afluyendo en el otro. Con cierta exageración, algunos la llamaban la Venecia Africana. Se veian muchos “bañistas”, los hombres desnudos, las mujeres aparte y con nada de cintura para arriba, los niños jugando a chapuzones, chicos lavando unos corderos... Todos se enjabonaban concienzudamente. También habia sitio para lavar los coches; sus dueños los bajaban hasta la misma orilla, metian un par de ruedas en el agua y los lavaban como si de un familiar impedido se tratara.

Nos embarcamos en una piragua y cruzamos un brazo de río para desembarcar delante del bar "Bozo", donde pedimos una bebidas. Unos vendedores de bisutería habian desplegado sus existencias en nuestra mesa. Era de una amabilidad exquisita y sabian ofrecer sin agobiar. De sobremesa evocamos las vicisitudes vividas días atrás. Recordamos el viento del desierto.

Despues de comer volvimos a embarcarnos para regresar a los coches dejados en el otro extremo del puerto fluvial. Este rebosaba vida. El viento tibio nos traia aromas de heces fecales. Cientos de mujeres lavaban su ropa y la tendian a secar en el suelo. Navegamos un poco río abajo. Se veian muchas pinazas, estilizadas y elegantes, hechas con madera roja de akayou, madera tambien llamada “caoba del sur”. Eran finas, largas, con las bordas bajas y las dos proas levantadas. Habia una brisa suave y ardiente a la vez. Algunas pinazas transportaban cerámica y vasijas de color ocre, y unos curiosos ladrillos mal cocidos muy rojos por fuera y grises por dentro. Otras transportaban pescado o leña. En la ribera habia un par de gasolineras flotantes sobre grandes depositos que hacian de flotadores. Un poco más allá los grandes barcos de madera del río que iban y venian con pasajeros y mercancías eran grises y tenian varios pisos. Se veia pescado puesto a secar y sal procedente de Taoudeni, a ochocientos kilómetros al norte de Tombuctú, ¡el fin del mundo!. Una docena de pescadores metidos en el agua hasta la cintur, pescaban al copo; cada uno llevaba en la mano una pequeña red armada con un palo, la extendian circularmente y poco a poco iban cerrandola en cerco. A nuestra izquierda se abria una amplia dársena con embarcaciones de muy buen tamaño, de cuarenta o cincuenta metros incluso.

Estaban atracadas borda con borda con mucho orden decoradas con pinturas geométricas de colores luminosos, algunas cubiertas guarnecidas con bóvedas hechas de haces vegetales y otras con maderas y planchas metalicas. En tierra se veian almacenes y tinglados. Entre agua y tierra habia astilleros artesanales. Los Sorcos vivian en sus zéribas o cabañas de junco nomadeando en las riberas, rio arriba rio abajo, y nunca se ausentaban del puerto; eran los carpinteros, pescadores, etcetera. En cambio los Somones eran comerciantes y se aventuran al exterior, lejos del rio; a veces se iban hasta Burkina Faso para vender pescado o las manufacturas que compraban a los Sorco. En cuanto contemplan los ojos habia un perfecto acorde del barro, el bálago y la madera de akayou, allí. En el ambiente se vivia una sensacion de acomodo, una invitación a comunicarse entre todos. Todo el mundo en la multitud parecia conocerse y se saludaba. En realidad eran saludos rituales; - “Ani sogoma”, “I ka kene...”. En la otra orilla está Ka Kolo Dagá, un otro poblado pewul, de pastores. Los cebus se guardaban allí. El sol estaba bajando, un poco velado por el polvo que levantaba el viento, el poblado se divisaba a contraluz. Casas, un árbol grande, ganado, personas, todo en gris, como sombras chinescas. El río se hacia más profundo al alejarse de la ribera, y el barquero no podia empujar la piragua con su pértiga así que echaba mano de un solo gran remo manejado con destreza desde la popa.

Mopti era mas gande que Djenne, pero tambien de barro. Sus casas presentaban ángulos y rincones encantadores. Las calles alternaban con las pequeñas plazas en una cadencia de aldea castellana, con un corral formado por gallinas pintas grandes como pavos y elegantes como esculturas. Las mujeres molian mijo en morteros de madera con un pisón que levantaban y dejaban caer incesantemente por las calles, un palo de madera ancha en los extremos y adelgazada en el centro, por donde se cogia.

En la otra ribera se veia un poblado de pequeñas chozas de barro antiguas En medio habia una mezquita o ermita que se habia construido sin plomada. Lo que debian ser sus verticales guardaban una ingenua perpendicularidad con el terreno, que estaba en declive desde la pradera de detras hasta la orilla del rio. Sus esquinas tenian torreones y las fachadas contrafuertes. Todo el contorno estaba rematado con agujas de madera como gorgolas; eran las vigas que sobresalian por el exterior embutidas en el adobe para servir de andamio en las reparaciones que habia que hacer en el barro tras cada “Epoca de Luvia”. En lo alto de las fachadas tambien habia una hilera de ventanas cuadradas que debian dar una hermosa luz cenital al interior. En uno de los lados emergian dos torres que debian ser minaretes principales. Por su tamaño esa mezquita se antojaba a medio camino entre una catedral de juguete y un castillo de arena. Como último y más simpático detalle, en que cada torre estaba rematada por una varilla en la que se ensartaba un huevo de avestruz; ¡la fe islámica habia levantado esta mezquita pero las ancestrales creencias animistas la habian asegurado con sus amuletos, no fuera a ser que aquella fuese insuficiente y la mezquita se cayera... je., je, je...

Llegamos a la altura del aparcamiento donde estaban los coches, desembarcamos, arrancamos de nuevo y volvimos a las afueras. Pero no por la pista por donde habiamos entrado, por el sur; ahora enfilabamos hacia el este. Salímos por una nueva carretera asfaltada construida sobre un talud que superaba el nivel de la zona inundable. Una decena de kilometros nos condujo "a tierra firme", donde estába Sevaré. Allí topamos con el cruce de la caretera Nacional, la N-1. De frente salia una nueva carretera asfaltada de 60 kms. que nos conduciria al pueblo de Bandiagara. Antes era una pista. Cruzando el rio Bandiagara vimos que faltaba Roman y paramos a ver si venia. Nos alcanzó y seguimos; habia parado a echar gasolina sin plomo en Sevaré.

Llegados al pueblo de Bandiagara remontamos por la ribera derecha del rio Bandiagara arriba y llegamos a un punto donde desapareció el asfalto. Recorrímos unos 40 kms. de pista estrecha y revirada pero buena y llegamos a Sanga. Allí acababa la pista y se divisaba “La Llanura” dogon perdiendose por el horizonte, hacia el sur. Parecia que todo este territorio, incluido el desierto que se adivinaba en "La Llanura", era una costra de arcilla que cubria África como una gigantesca piel de elefante. Era sólo la superficie lo que variaba y la que veiamos, a veces jugosa y húmeda, otras arenosa y rocosa. Pero el fondo era siempre el mismo: ¡Estabamos viajado todo el tiempo sobre una gigantesca piel de elefante!. Mas adelante estaba la falla de Bandiagara pero caia hacia el sur y no se veia desde aquí. ¡Ademas ya era de noche!. Llegamos "a tientas" al "campement-hotel" 1* "La Guina", nos instalamos y cenamos. "Mañana será otro dia", me dije bastante cansado.

 


plano de carreteras "MICHELIN 741".


EN DJENNE,  REP.DE MALÍ.


NOS VAMOS DE DJENNE A MOPTI,  REP.DE MALÍ...


EL RIO BANI EN DJENNE,  REP.DE MALÍ.


CRUZANDO EL RIO BANI EN DJENNE,  REP.DE MALÍ.


CRUZANDO EL RIO BANI EN DJENNE,  REP.DE MALÍ.


EN LAS PISTAS ENTRE DJENNE Y MOPTI,  REP.DE MALÍ.


RIO NIGER EN MOPTI,  REP.DE MALÍ.


PUERTO FLUVIAL DEL RIO NIGER EN MOPTI,  REP.DE MALÍ.


PUERTO FLUVIAL DEL RIO NIGER EN MOPTI,  REP.DE MALÍ.


COMIENDO EN MOPTI,  REP.DE MALÍ.


EN LA PISTA ENTRE MOPTI Y LA FALLA DE BANDIAGARA,  REP.DE MALÍ.


POBLADO DOGON DE SANGA EN LA FALLA DE BANDIAGARA,  REP.DE MALÍ.


EN EL "CAMPEMENT TOURISTIQUE" DE SANGA, FALLA DE BANDIAGARA,  REP.DE MALÍ.

 

Dia 13.- Sanga.

Me levanté temprano porque habia quedado con Miguel, el portugues del “GR”, para bajar la falla y acompañar a Francisco hasta la "llanura" dogon: Se queria marchar hoy hacia Burkina Faso porque pasado mañana debia coger el vuelo de regreso a España, traia comprado los billetes en España, y todavia debia guardar el Mitsubishi “Pajero” en algun Garaje de Ouagadougou o venderlo... El amanecer fué estupendo, con una niebla que cubria las copas de los arboles. Arrancamos sin desayunar y a las seis de la mañana ya estabamos en la falla. Habia una empinadisima pista de cemento que bajaba un espectacular acantilado de piedras de unos dos o trescientos metros. Arriba dejamos el poblado indigena Dogon de Sanga y abajo veiamos las casas mas antiguas todavia, tambien de barro, del poblado de Banani. Es dificil describir aquello ¡Mejor mirar las magnificas imagenes de Tomas...!. Los poblados de los dogon que habia en la falla estaban construidos en las laderas y a pie de monte, en la “bisagra”. Llamaba poderosamente la atención tan incómodo asentamiento disponiendo de grandes llanuras que formaban el horizonte, hacia el sur!: Una explicación podria ser un gran respeto a las tierras de cultivo... Las viviendas de los dogones tenian aspecto de colmena. Pero también interesante: Adoptaban forma antropomorfica; cabeza, tronco y dos brazos, en los cuales uno habitaban las mujeres y en el otro los hombres. También el conjunto del poblado tenia forma humana, residiendo el jefe en una habitación situada en la cabeza.

Prosegímos el descenso hasta el fondo, donde no nos detubimos mucho tiempo porque habiamos bajado a lo que veniamos; a acompaña a Francisco, que tenia prisa. El calor empezaba a remontar a pesar de ser temprano. Abajo superamos un pequeño valle en cuyo fondo rebosaba el agua tras la hueya de nuestros coches. Despues subimos una duna de arena muy amarilla, facil porque estába mojada, enfrente. Y desembocamos en una bonita llanura en la que una "pelusilla" verde de hierba muy joven animaba el paisaje de arena. Tras recorrer unos 20 kms. por allí llegamos a Boromó, donde el laberinto de caminos y senderos se aclaraba porque dejábamos atrás un riachuelo que habia entorpecido un poco nuestra ruta. Apuntamos hacia el sur con el dedo y le dijimos a Francisco; - "Por allí, to'derecho". Nos dimos un abrazo y se fué. Iban un poco preocupados él y su hijo... ¡Pero le animamos explicandole que no tenia perdida. - "Todo derecho para el sur". Yo le di un listado de poblados por los que debi ir hasta llegar a Koro, un pueblo mas grande en el que estaba la frontera y desde el que empezaba la gran pista internacional.

Ya de regreso a Sanga Miguel estubo grabando unos videos colocando una camara en el techo del Nissan. En Banani nos sentamos en una explanada a la sombra relativamente fresca de un baobab. Y, en el acto, aparecieron cuatro niños que nos dispensaban una atención agobiante. Uno mayorcito queria vendernos algo, pero estabamos a la defensiva y no me enteré de qué se trataba. Los otros, evidentemente, sólo deseaban el contacto con el Blanco y reclamaban nuestra atención sin cesar. Les debia parecer un encuentro muy emocionante... Habia que pensar que estabamos en su país y que habiamos venido a visitarles. Iban "armados" de tirachinas de horquilla de madera, gomas de neumático y una badana para encajaba el proyectil;

- "je, je, exactamente iguales a los que yo manejaba en mi infancia".  Lo que me permitia a considerar que la distancia entre su juventud y la mia era muy relativa.

A media mañana subimos la pista y regresamos a Sanga. Nos encontramos con los otros coches que estaban bajando ahora. Y les animamos; - "Es precioso, muy bonito".  Luego yo me dediqué a limpiar el filtro de aire de mi Peugeot, que estaba lleno de barro. A mediodia me subí a comer al "campement". En la puerta y sentado a la sombra estaba Dolo, el Director. Parecia el Director del htl. 5* “Palace” de Madrid, impecablemente limpio con una camisa blanca y una pajarita al cuello. Aproveché para preguntarle por aquellas cuestiones de seguridad que habia leido en Internet desde Madrid:

- "En Madrid, en Internet, he leido que esta era una Region peligrosa ahora, con islamistas de AQMI pululando por aquí al acecho de los turistas europeas...", le dije.
- "¡Primera noticia!. ¡No me digas!", me miró sorprendido.
- "Si. Parece ser que la Embajada de España en Abidjan está llamando a los cooperantes españoles de la region para conminarles a que se vayan de aquí...", insistí.
- "¿La Embajada de España en Abidjan?. No les conozco. No han venido nunca". Me dijo con intención.
- "Creo que ha sido la Embajada USA en Burkina Faso la que ha dado la voz de alarma" le dije.
- "Bueno. Ya conoces a los americanos... Si por ellos fuera montaban un Cuartel de Marines aquí mismo... Yo, lo que he oido de los americanos es que han confeccionado un listado de bandidos de AQMI, y los estan buscando".
- "¡Eso no han sido los americanos!", protesté yo; "Eso ha sido la Guardia Civil española, que está buscando al Roque y al Albert, los dos cooperantes catalanes secuestrados por AQMI.".
- "He oido que alguno de esos ha sido visto cruzando a Burkina Faso por el Puesto de Koro...", me contó demostrando que "algo habia oido", por lo menos.

Luego se sabria que no eran las mismas personas sino distintas pero homonimas; en Africa solo se usaba un apellido, como en Francia, y estas confusiones eran habituales. ¡En realidad, nunca habia habido ningun problema con los islamistas de AQMI al sur del rio Niger...!.

Despues de comer me eché una siesta muy a la española. Me levanté cuando estaba anocheciendo. Y estube "perdiendo el tiempo" sentado en la terraza viendo la puesta del sol: ¡Preciosa, con el poblado de casas de barro, algunas mujeres dogon acarreando agua sobre sus cabezas desde el pozo, unos niños jugando al escondite, los campos de sorgo maduro como decorado...!. Recuerdo aquella tarde como estupenda, la verdad. ¡Como me gustaria pasar así todo el verano...!. Por la noche Tomas se fué de excursion por entre las casas del poblado y, parece ser, los chicos se enfadaron cuando les tiró unas fotos con “flash” devolviendole al “campement” corriendo y a pedradas... je, je....

 


NOCHE EN SANGA, FALLA DE BANDIAGARA,  REP.DE MALÍ.

 

SEGUIR: NOS VAMOS A BURKINA FASO...      

volver a la "pagina" anterior:

 

                                            TRANSAHARA. RAID & AFRICA                                            
  Antonio  Ortega:     ( +34 )  655 436 565,     antonio @ ortega viota .com  
  Raquel  Barrio:     ( +34 )  644 008 992,     barrio.raquel @ gmail .es  
Katarzyna  Falkowska-Warchol:     ( +34 )  696 184 322,     kasia @ nomad-instinct .com    
                                         facebook :   " t r a n s a h a r a .   r a i d   &   a f r i c a "