TRANSAHARA. RAID & AFRICA

 


NOMADAS "PEUL" BORORO EN LA FRONTERA ENTRE MAURITANIA Y MALÍ.

 

8 Agosto: de la frontera de Gogui a Bamako, Malí.

En realidad el titulo bueno seria...:  "8 de Agosto: De la frontera de Gogui a Nioro: 1 frontera, 1 renault 19 inundado y 2 bujias con el agua al cuello". Porque aquel dia no nos fué posible cumplir el programa previsto. ¡Imposible llegar a Bamako!. No fue porque lo quisiésemos así:  "No puedes tratar de domar África, África te doma a ti". Sencillamente.

Después del apocaliptico día anterior, ¿que podíamos esperar de este?. Hilos de asfalto rodeando enormes socavones, badenes inundados que había que bordear desde fuera de la pista, camiones varados en la carretera, etcetera. Y ningun turista a la vista desde que habiamos salido de... ¿Marruecos?. Pareciamos "Los Ultimos de Filipinas". El trayecto estaba cumpliendo con las expectativas de los mas aventureros: ¡¡NO SE PODIA IR HASTA AFRICA NEGRA IMPUNEMENTE!!. Conste aquí que disfrutábamos de la sorpresa que nos deparaba cada metro recorrido. Parábamos a hacer fotos al resto de compañeros sorteando las dificultades que acavabamos de pasar. Para después comentarlas brevemente. Nos preocupábamos los unos de los otros y, dependiendo del tramo, nos venía la imagen de uno de los vehículos pidiendo la baja voluntaria dependiendo de los pros o contras de cada coche o moto.

En quienes menos reparamos el día anterior fue en León y Andrés. Lo que nosotros teníamos que atravesar ellos lo podían bordear; la carretera cortada con piedras no les obligaba a desviarse de ella, los agujeros eran sorteables para las motos... Pero hoy la imagen que nos vino maliciosamente a la cabeza al atravesar multitud de pequeños riachuelos que cruzaban nuestra ruta fué la suya dándose un chapuzón, con sus motos disfrutando de un merecido baño tumbadas en el agua estancada, je, je, je... En una de las paradas Pedro les preguntó si iba todo bien;
- "Nada. No hay problema. Ya he tenido la moto con agua hasta medio cuerpo en otras ocasiones y he podido seguir para adelante sin problemas".
- "Ahhh... bien, bien.... bueno. Pues a ver, entonces "El Niño" (Andrés), que no sé yo...", contesté yo no muy convencida.

Así que cuando un poco mas allá nos encontramos frente a un río, podriamos denominar así a aquel arroyo que cruzaba la carretera, con una furgoneta mauritana remojándose dentro, su conductor africano echándose las manos a la cabeza desesperado, nos detubimos espantados:
- "La furgo Wolkswagen pasará porque es alta y Josete es buen conductor. Y la Hyundai H1, el Patrol y nosotros porque vamos con el 4x4... ¡Pero León y Andres con las motos, y Pablo con el Renault 19, van a sufrir mucho para pasar eso", pensé en voz alta.

Con el Renault 19 encarado hacia donde se escondía el asfalto, Juan le comentaba a Pablo:
- "¡Sobretodo entra despacio. Decidido y sin dejar de darle al gas, pero suevemente, como si llevases un vaso en una vandeja y no quisieses que se te derramase el agua... Es para que el charco no llegue hasta donde está la toma de aire. Va muy justo...".
Pablo entró, no dejó de darle gas, lo atravesó... ¡pero se le olvidó la parte de DESPACIO!!. Aun así pasó. ¡¡Bien!!. ¡Prueba superada!.

Ya solo quedaban por pasar las motos: Primero lo intentó Leon; Teoricamente debia pasar sin problemas porque "él ya habia tenido la moto con agua hasta medio cuerpo en otras ocasiones y habia podido pasar"...
¿¿Sin problemas??: ¡Seguramente la BMW no se habria parado de no ser porque consideró oportuno que León debía refrescarse con tanto calor como hacia allí...!, porque ella "puede estar con agua hasta medio cuerpo y tirar", segun Leon... ¡¡Pero hoy precisamente se atragantó a mitad del "charco"!!, ¡se paró y obligó a Leon a sacarla empujando!. Esa es la famosa "Ley de Murphy" por todos conocida.

Mientras tanto Carlos el portugues con su Nissan Patrol se ocupaba de remolcar a la furgoneta mauritana varada. Y un taxi local Mercedes pasaba el tramo anegado de una forma que esperábamos no tener que hacer nosotros nunca, con el motor parado y empujando a mano, los pasajeros metidos en el agua hasta casi la cintura...

Tras el chapuzón de Leon quedaban por pasar la Suzuki de Andres. ¿Cumpliria con las expectativas?. La experiencia del hermano no auguraba nada bueno para Andres... Entró... Continuó... Vaciló... ¡PERO LLEGÓ!. Y lo más importante: ¡LO HIZO SOBRE LA MOTO!. ¡¡Bien!!.

Tras cruzar todos tocó ponerse a solucionar los estropicios; quitar bujías, secar, darle al arranque, escupir el agua de medio vadeo, poner bujías, quitarse las botas, escurrir calcetines y...
-"¡Il n-y a pas de problem!", finalmente la BMW quedó arreglada y lección del día dada:
- "En África lo que nunca pasa, PASA".

Y en el momento de irnos... ¡¡el Renault 19 que no arrancaba!!.
- "¡VAMOS A VER!, ¿pero como va a arrancar?. Si de la velocidad a la que has pasado el vadeo has levantado una ola que le llegaba a las ventanillas!!", comentaba Pedro con ese acento canario tan suyo que ponía el buen humor.
Manos a la obra otra vez; saca esa pieza, fuera ese filtro, un tornillo que va, otro tornillo que se pierde, saca las bujias, arranca el motor, que fluya el agua, mete las bujias, que ruede por el asfalto el filtro que esta muy caliente y se secará antes, mete el filtro, encuentra los tornillos, cierra el capot... y...
- "¡¡VAMONOS CON EL RENAULT 19 Y CON TODO LO QUE HAGA FALTA...!!".

Cuando nos pusimos en marcha otra vez me di cuenta que había entrado el medio día y que el paisaje se habia engalanado con arboles sobre un verde manto de hierba. ¡Estabamos en una zona de sabana muy africana!.

Llegados a Kobeni, donde estaba la primera barrera de las varias que habia que pasar para salir de la Republica Islamica de Mauritana, me sonó el telefono:
- "¡Parar!.¡Dile a Pedro que la Hyundai se ha parado en el ultimo pueblo, y no arranca!".
Mientras Pedro se marchaba con Josete a ver que le pasaba a la "bicha mala" Juan aprovechaba para abrir el maletero y entregar ropa a los más pequeños del pueblo. Estos gestos suyos nos acompañarían durante todo el viaje.

Estubimos esperando pasando el rato sentados a la sombra de la jaima que unos Aduaneros mauritanos del paso fronterizo. Las esperas ya no desesperaban. Eran parte del juego. El resto del día se pasó de barrera en barrera, unas de salida de Mauritania y otras de entrada en Malí, hasta llegar a Nioro; Policia, Gendarmeria, Aduana...

Llegamos bastante entrada la tarde, pero nos habrían hecho toda la documentación pertinente para entrar DEFINITIVAMENTE en la Republica de Malí si no hubiese sido por el Ramadán y por... ¡¡unas cajas de té!!, las que no quisimos darle al uniformado que nos las pidió.

Finalmente entramos en Nioro dispuestos a gestionar el último papeleo antes del anochecer. Queriamos terminar con esos engorros para poder circular rumbo Bamako al día siguiente desde por la mañana temprano. Queriamos dormir pensando: "Estoy en Mali y con la documentación en orden". Pero siempre hay "peros"; con los funcionarios convencidos para que nos sellaran los pasaportes... ¡un ultimo rezo de Ramadán bloqueó toda la operación!. Hubo que buscar alojamiento y pasar la noche allí, finalmente.

- "¿Donde está Josete y la Volkswagen?".
Como la furgo Volkswagen se estaba superando cada día, y no daba problemas, y podía con todos los retos que Jose la planteaba, este habia decidido hoy ver si la resistencia de la luna trasera de su camper era igual de inalterable que el resto del vehículo: Haciendo una maniobra marcha atras en la oscuridad total de una localidad sin iluminación publica, una noche negra en Africa Negra, le dió un buen golpe a un arbol "que no estaba allí antes..." (sic). El resultado fue que Jose se tendria que entretener al día siguiente haciendo una artesanal ventanilla trasera de madera en un arpintero de Nioro.


EN "LA RUTA DE LA ESPERANZA", MAURITANIA.

 


EN "LA RUTA DE LA ESPERANZA", MAURITANIA.

 


EN "LA RUTA DE LA ESPERANZA", MAURITANIA.

 


EN "LA RUTA DE LA ESPERANZA", MAURITANIA.

 


EN "LA RUTA DE LA ESPERANZA", MAURITANIA.

 


QUITANDO EL AGUA DE LAS MECANICAS, "RUTA DE LA ESPERANZA", MAURITANIA.

 


QUITANDO EL AGUA DE LAS MECANICAS, "RUTA DE LA ESPERANZA", MAURITANIA.

 


MUJER "PEUL" BORORÓ, NIORO, MALÍ.

 


MUJER "PEUL" BORORÓ EN NIORO, MALÍ.

 

9 Agosto: de Nioro a Bamako, capital de Malí.

El día anterior parecía que no fuese a terminar nunca; ¡todavia tubimos que pasar media mañana para acabar los tramites empezados ayer a medio dia...!. ¡Que artazgo de tramites fronterizos...!.

Finalmente "nos liberamos" a media mañana. Y pusimos rumbo sur. ¡Por fin!. ¡Otra vez en ruta!. ¡Bien!. El optimismo renacía animado rapidamente por voluntad propia. Habíamos dejado atrás kilómetros de dunas para dar lugar a un paisaje amable, verdes praderas floridas de vez en cuando atravesadas por caminos de arena roja. El clima seco, adusto, sobrio, de hierro, la monotonía de paisajes sin vida que nos habían acompañado durante días en el Sahara se habían convertido en PURA VIDA en el Sahel. Dándonos la bienvenida apareció el primer Baobab, ese árbol que tanto miedo daba a "El Principito". Tras una mañana tranquila, reposada, de paradas para sentir, oler y disfrutar del África Negra. Era otro África diferente al que nos había acompañado hasta aquellas latitudes.

Una de las curiosidades que tenia Malí era que, a pesar de su enorme extensión y las distancias infinitas que habia de unos pueblos a otros, poblados muy grandes bambara de chozas de barro con techos de paja alrededor de mezquitas sudanesas, parasemos donde parasemos a hacer el pique-nique siempre aparecían hombres, mujeres y niños de lo que a nuestro parecer era "la nada". Y he de añadir a este comentario que a mi me gustaba; me sentia agradecida por ello ya que esas "paradas en compañía" nos ofrecian momentos entrañables.

Ya con Jose reenganchado al grupo, la luna de la furgo pasada a mejor vida, proseguimos sin incidentes hasta la capital de Mali, Bamako. Llegamos al final del día. Y allí un hotel 2* local, una ducha, una cena y... ¡¡una piscina!!. ¡Después de 10 días de aplastante calor no se podía pedir más!.

 


ARREGLANDO LA LUNA TRASERA DE LA VOLKSWAGEN EN NIORO, NORTE DE MALÍ.

 


ARREGLANDO LA LUNA TRASERA DE LA VOLKSWAGEN EN NIORO, MALÍ.

 


RODANDO DE NIORO A BAMAKO POR EL SAHEL EN EPOCA DE LLUVIAS, NORTE DE MALÍ.

 


RODANDO DE NIORO A BAMAKO POR EL SAHEL EN EPOCA DE LLUVIAS, NORTE DE MALÍ.

 


RODANDO DE NIORO A BAMAKO, EL SAHEL EN EPOCA DE LLUVIAS, NORTE DE MALÍ.

 


RODANDO DE NIORO A BAMAKO, EL SAHEL EN EPOCA DE LLUVIAS, NORTE DE MALÍ.

 


UN BAOBÁ ENTRE NIORO Y BAMAKO, MALÍ.

 


ENTRE NIORO Y BAMAKO, MALÍ.

 


ENTRE NIORO Y BAMAKO, MALÍ.

 


LLEGANDO A BAMAKO, MALÍ.

 


ATARDECER AFRICANO, LLEGANDO A BAMAKO, MALÍ...!.

 

10 Agosto - dia de descanso en Bamako.

Tanto nos gustó la idea de poder disponer de una piscina y tan poco la de pasar el día en la Embajada para hacernos el visado de Burkina Faso... ¡que este día quedó coronado como: "10 de agosto: "11 rebeldes, 1 piscina y el cambio de 4 ruedas"!. Voy a explicarme:

Aprovechando que estábamos en la capital de Malí los motoristas querian encontrar un buen Taller para cambiar los neumaticos. Otros teníamos que ir a un Banco. Otros a hacer compras en algun Supermercado. Y todos teníamos que hacernos el visado de entrada a Burkina. Debiamos hacerlo todo por la mañana porque por la tarde estaba programado que siguieramos ruta hasta Segou, a 240 kms.

Nos despertamos, hicimos las mochilas y las dejamos reposando en los dormitorios. Nos íbamos cruzando por la terraza del hotel unos con el cepillo de dientes en la mano, otros desayunando un zumo... Y según pasábamos por el lado de otros se oia por allí;
- "Ufff... que bien se está aquí".
Era un pensamiento al unísono. Solo hacía falta que uno de nosotros dijese lo que todos queríamos oír:
- "Oye. ¿Y si nos quedamos un día entero aquí, descansamos, aprovechamos para hacer las cosas con tranquilidad, cogemos fuerzas, y mañana arrancamos?". ¡¡¡BENDITA PREGUNTA!!!. La mayoría ni siquiera la oyó entera, pero con la insinuación fue suficiente. Casi todos asentimos.

Solo nos quedaban dos; Josete y Juan. Empezamos con Jose: Le preguntamos por telefono:
- "Jose. Oye. Que... hemos pensado todos que seria bueno quedarnos todo el dia de hoy descanso aquí...".
- "¿Que decís?. Vamonos y aprovechemos el día rumbo a Bandiagara...", respondió atonito.
- "Va, tío...", le insistimos lastimeramente.
Y de repente, un argumento infalible nos vino rápidamente a la cabeza:
- "A propósito; ¿has visto la piscina?".
Hubo un largo silencio:
- "Bueno; si todos estais de acuerdo en quedaros, nos quedamos", respondió tras su reflexivo silencio.

Solo quedaba Juan, un hueso duro de roer. Necesitaríamos ser más de uno, estar al 100% de facultades y usar hábiles técnicas de negociación. Pedro, León, Andrés y yo nos acercamos a él mientras reposaba sentado en la terraza, relajado, sin saber que la visita de cortesía tenía mensaje oculto:
- "­Buenos días, Juanillo. Que, ¿se está bien aqui fuera, eh...?? ...Oye. Una cosita: Que hemos pensado TODOS en quedarnos un día aquí, descansando. Más que nada para que dé tiempo a hacer todas las cosas sin prisas".

- "¡Que va! Es pronto. Da tiempo a todo y luego nos ponemos en marcha", respondió impasible, casi sin abrir los ojos.
Había que cambiar la estrategia.
- "Mira... Es que... Llevamos muchos días rodando sin parar, y creemos TODOS que un día de relax no nos hace ningún mal. Podemos ver Bamako con calma, hacer una barbacoa esta noche... Y... ¿Que te parece si hoy nos quedamos y mañana salimos muy pronto?", le insistimos melosamente.
- "Bueno. Así sí. Si mañana salimos a primerisima hora...", accedió finalmente.
- "¡¡Perfecto!!. ¡Mañana a las 07:00 estamos en pie!. ¡Trato hecho!", dijimos todos a coro alborozados. Y pusimos pies en polvorosa antes de que no se lo replanteara.

El resto del día se dedicó cada uno a sus quehaceres: Unos nos fuimos a dar una vuelta por el mercado Central, otros a buscar el río Níger y ver como era "aquello", otros buscaban billete de avion de vuelta en la Oficina de la Royal Air Maroc. Todos nos reencontramos luego dandonos un baño en la piscina, a medio dia, con un tinto de verano en bota...
- "Heee... ¿Alguien ha ido ya a la Embajada de Burkina Faso?", preguntó alguien en voz alta.
La respuesta fue un perezoso silencio.
Y tras una ligera deliberación, todos juntos decidimos NO ir a la embajada a hacernos el visado, ¡otro tramite fronterizo mas!. ¡¡Que pereza!!. Sobre la marcha y a remojo hicimos un cambio de ruta en este "X RAID "REBELDE" A BURKINA FASO, AGOSTO 2011". Burkina dejó de estar en nuestro itinerario, para pasar a estarlo la Republica de Senegal. No sé si saliamos ganando...

Los dos hermanos se habían marchado ya en busca de un Taller. Estaban algo reticentes. ¡Y no es para menos; un Taller desconocido, pocos medios, herramientas dudosas, un "africae modus operandi" y dos motos a cuyos dueños les costaba la vida ponerlas en manos ajenas, incluso en "el Taller amigo" de toda la vida cerca de su casa...!. Pero cuando regresaron a medio día estaban encantados con el cambio de ruedas y el arreglo de una de las llantas que les habían hecho.

La tarde fué de mas paseos, Blancos retomando su color natural a remojo de la piscina, paseos por la ciudad, el Mercado, sus bares y restaurantes... ¡incluso hubo alguna siesta!.

 


NUESTRO PEQUEÑO HOTEL EN BAMAKO, MALÍ.

 


NUESTRO PEQUEÑO HOTEL EN BAMAKO, MALÍ.

 


EN EL HOTEL DE BAMAKO, MALÍ.

 


BAMAKO, MALÍ.

 


CAMBIANDO NEUMATICOS DE LAS MOTOS EN BAMAKO, MALÍ.

 


FRENTE A UNO DE LOS PUENTES DE BAMAKO, MALÍ.

 


BAMAKO, MALÍ.

 


BAMAKO, MALÍ.

 


RIVERAS DEL RIO NIGER EN BAMAKO, MALÍ.

 


DESCANSANDO EN EL HOTEL DE BAMAKO, MALÍ.

 

 

SEGUIR:   Nos vamos al interior de Malí...

VOLVER a la "pagina" anterior...

 

TRANSAHARA: RAID MOTO & AFRICA

MAS INFORMACIÓN :   A n t o n i o   O r t e g a   V i o t a .        
 
tlph.:   ( +34 )   655 436 565.          
e-mail.:   antonio @ ortega viota .com
http//:   www . ortega viota .com