TRANSAHARA. RAID & AFRICA

EN LA FRONTERA DE NIGERIA.   ( abril' 97 )

En caravana transahariana por África uno intenta siempre disfrutar de la parte bonita, pero también está la otra. La miseria que hay se nota más en algunos países que en otros: Por ejemplo, se ve mucho en Nigeria, seguramente por las desigualdades que hay, con algunos pocos ricos muy ricos, escandalosamente ricos.

Nigeria es el país económicamente más potente de África. Por ejemplo, su red de carreteras asfaltadas supone el sesenta por ciento de todas las africanas. Su número de habitantes iguala a toda la población del resto de África del Oeste ¡y a muchos de ellos te los encuentras en las cunetas, mendigando...!. Hay mucha exportación de todo; materias primas y productos manufacturados. Por ejemplo, Mercedes, BMW, Volkswagen o Peugeot tienen fabricas de coches “Made in Nigeria”, y en los puestos fronterizos hay inmensos parking con coches nuevos y de ocasión puestos a la venta. Por cierto, algunos a unos precios sin competencia; muchos, yo diría que muchísimos, son de "historial" sospechoso y documentación “exótica”...

En aquellos parking hay profesionales de la “compra-venta” y muchos clientes directos que vienen con dinero “caliente” en el bolsillo así que, como alguno de esta “tribu” tenia un Nissan Patrol y un Range Rover que quería "liquidar" y sustituir, en abril del 97 nos fuimos por allí, cosa de ver si hacíamos negocio. Los coches no estaban viejos pero se habían degradado rápidamente de tanto rodar por el Sahara, esas infinitas pistas africanas interminables y las prisas.

Nos fuimos a Birni Nkonni, en la frontera entre Níger y Nigeria, porque era donde habia mas mercado de coche de segunda mano. Como teniamos que andarnos con cuidado por los salteadores de caminos cerca de las fronteras, de pasada por Niamey metimos el dinero que llevábamos en una cuenta bancaria. Llegados a Birni Nkonni recorrimos los parking y, en dos horas solamente, ya habíamos vendido el Range Rover: ¡Nadie nos preguntó porqué no tenía ni árbol de transmisión ni grupo o palieres en el puente delantero...!. En fin, la cosa era siempre así; allí venia un señor que le echaba una mirada panorámica al cacharro y que te hacia una "oferta" en forma de fajos de billetes que sacaba trabajosamente de los bolsillos. En lo único que nosotros insistíamos con ellos era en que, una vez que esos billetes cambiaran de sitio, de nuestros bolsillos no saldrían. Entonces el comprador miraba el coche un poco más, tomaba carrerilla y allí mismo "nos hacia la transferencia". Y a correr.

A nuestra llegada a la ciudad nos habíamos separado como medida de seguridad, y nadie sabia que íbamos juntos. Después de pasar por un Banco y transferir casi todo el dinero cobrado por el Range Rover a la cuenta de Niamey, nos reunimos todos otra vez y salimos inmediatamente hacia Maradi, otra localidad fronteriza. Yo quería ir hasta Maidiguri, cruzando la frontera con Nigeria, porque buscaba los nuevos Patrol GR, y alguien me había dicho que allí había muchos. Esa noche nos fuimos hasta Zinder: ¡Había coches hasta en la mezquita!; eran del imán y los vendía a precios divinos. Pero como coincidió que había campaña electoral precisamente esos días en Níger, al día siguiente entramos en Nigeria y continuamos hasta Kano. Yo nunca había estado en Nigeria asustado por las historias que me contaban sobre la corrupción local, pero allí no vi ninguna diferencia en comparación con Níger o Malí, por ejemplo. Llegamos al atardecer atravesando muchos controles de carretera con muchas "Aduanas" y muchos "brothers", sin problemas y sin algunos billetitos, las nairas, en los bolsillos. Al anochecer nos fuimos cansados a cenar y dormir en el hotel “Crown”.

Era bastante chungo, así que al amanecer ya estábamos desayunando para marcharnos. En la cafetería había una chica Blanca que nos llamó la atención; era como una mosca en un vaso de leche. Cuando la ví allí creí que era una de las nuevas prostitutas rusas que empezaban a verse mucho por África últimamente, pero esta se nos acercó y… ¡nos saludó con un sorprendente "Hola" muy español!. Efectivamente, era una compatriota que estaba casada con un inglés, el Representante local de la "British Airways", y que vivía allí mismo, en el hotel. Se sentó con nosotros y nos contó muchas cosas. La conversación derivó hacia el tema de la famosa inseguridad ciudadana endémica en Nigeria, y ella nos la corroboró. Por ejemplo, nos advirtió que si veíamos una maleta tirada en la carretera, como caída de un portaequipajes por accidente, no nos paráramos a recogerla porque era un típico cebo de los bandidos asaltadores de caminos. La dijimos adiós y fuimos a ver más coches. Estuvimos mirando también camiones 4x4. Había Man y Mercedes. También los había rusos, imponentes.

Por la tarde seguimos camino de Maidiguri. Se nos hizo de noche. ¿Sabéis lo que nos encontramos en la carretera, antes de llegar?; ¡una maleta en el asfalto, medio abierta, caída por accidente de algún portaequipajes...!. Nos miramos. No se si nos retorcimos por la risa o por el miedo. Aceleramos a fondo y apagamos los faros para que nadie pudiera dispararnos...

FIN

momento en cualquier mercado africano

 

TRANSAHARA: RAID & AFRICA

MAS INFORMACIÓN :   A n t o n i o   O r t e g a   V i o t a .        
 
tlph.:   ( +34 )   655 436 565.          
e-mail.:   antonio @ ortega viota .com
http//:   www . ortega viota .com